Ref. ULOT0011

La obra gráfica de Emili Boix

Prólogo de Luis Alberto de Cuenca.

En los sombríos años cuarenta Barcelona era ya la capital del cómic y el tebeo español gracias a editoriales como Bruguera (sucesora de El Gato Negro), Marco, Ameller o Toray. Fueron ellas las principales responsables de entretener a los niños españoles de la dura posguerra con una infinidad de aventuras gráficas. Enrique Rodríguez Cepeda (Palencia, 1939) historia y documenta en este libro la riquísima y poco conocida labor de uno de los grandes de estos años de hierro: Emili Boix, prolífico y exitoso dibujante y creador de historias en docenas de cabeceras de los años cuarenta y cincuenta, aunque sus inicios fueran muy anteriores. Hipo, Monito y Fifi, Cartapacio y Seguidilla, Pingo, Tongo y Pilongo o Garbancito, fueron algunos de los más recordados personajes que creó y que fascinaron, divirtieron e incluso, a su modo, educaron a un par de generaciones. Así, gracias a su dinámica perspectiva del dibujo y a sus simpáticas y graciosas creaciones podemos reconocerle hoy como un clásico del tebeo español.

Envío gratuito a partir de 15€

54,81 €

-5%

57,69 €